casinoprajugar.com.es

Los avances sin precedentes del conocimiento científico y tecnológico de los últimos siglos continúan incrementándose, con el gran potencial de mejorar la calidad de vida de la población del país y con profundas implicaciones para la economía nacional. La experiencia a través de los años ha demostrado que es impensable desligar el desarrollo socioeconómico y cultural de un país de sus avances en ciencia y tecnología, o de su aplicación para resolver sus problemas más importantes.

El desarrollo y el mantenimiento de una capacidad nacional en ciencia y tecnología permitirá al país ser más que consumidor de exportaciones tecnológicas de otros países y facilitará a los ciudadanos a mejorar su situación y bienestar económico y social. Un país que no es consciente de esto y de la importancia de invertir en su capacidad científica y tecnológica, tan requerida en la Sociedad del Conocimiento, quedará detenido en el tiempo.

En nuestros tiempos, la ciencia, la tecnología, la ingeniería y la innovación juegan un papel fundamental en la creación de riqueza, crecimiento económico y el mejoramiento de la calidad de vida de ciudadanos. Estas áreas son motores del desarrollo integral. Generan empleo, bienestar a través de innovaciones y de la comercialización de nuevos productos y servicios; ayudan a reducir la pobreza, a mejorar la educación, la salud, la alimentación y el comercio; y son indispensables para la construcción de nuevas capacidades esenciales en el siglo XXI.

Las instituciones de ciencia y tecnología deben tener acceso a la información sobre las diversas necesidades sociales, de manera que se aliente y propicie la investigación en temas afines. Alentando la creatividad y la innovación, contribuye a la producción de mejores recursos humanos capacitados, amplía las oportunidades sociales y fortalece el sistema educativo. En lo que se refiere a la cultura y medio ambiente, la popularización de la ciencia y la tecnología acrecienta las habilidades críticas de la población, con el consecuente incremento de su participación en la toma de decisiones, y contribuye a la estabilidad democrática y al desarrollo sostenible.

Dentro del contexto social e histórico las mujeres han tenido dificultades para encontrar el merecido reconocimiento a su labor científica. Por ejemplo, Marie Curie, premio Nóbel de Física en 1903 y de Química en 1911, fue rechazada como miembro de la Academia de Ciencias de París. En 1998, L’Oreal y UNESCO reconocieron a Ligia Gargallo y Nancy Chandía investigadoras de Chile en reconocimiento a su trabajo, premiadas por el programa "For Women in Science".

¿Que es la Ciencia? Es una de las actividades que hace el hombre desde el inicio de los tiempos. Es una actividad combinada y las personas que la realizan, en general, no tienen peculiaridades especiales diferentes a las demás. Los científicos hacen su trabajo dentro de un contexto social e histórico que actúa directa o indirectamente en su labor. La economía y la política tienen, actualmente, un fuerte dominio en el trabajo científico.